¿Por qué se acostumbra tomar vino luego de un vuelo en globo?

placeholder
¿Por qué se acostumbra tomar vino luego de un vuelo en globo?

Un amanecer de película, tomado de la mano de tu pareja y una copita de vino suena como una idea salida directamente de una foto aspiracional en Instagram, pero aunque sí es un hecho que suena como un plan un tanto “pomposo”, la idea de tomar vino en las alturas lleva muchísimo más tiempo que las redes sociales. 

De hecho, existe una antigua leyenda que dice que durante los primeros vuelos en globo que tuvieron lugar en Francia, hace aproximadamente más de 250 años, las personas de la época comenzaron a pensar en que esos objetos que flotaban por los aires no podían ser otra cosa más que criaturas mitológicas. 

Es por esto que los pilotos de los globos comenzaron a cargar con botellas de vino para poder regalárselas a las personas de las granjas y terrenos donde aterrizaban con el fin de demostrar que ellos también eran gente común y corriente. 

Existen otras teorías alrededor de las botellas de Champagne, y es que se dice que los pilotos utilizaban 2 botellas. Una para regalar como obsequio por aterrizar en tierras de granjeros y otra como plan b para apagar posibles incendios menores. La segunda suena muy poco plausible, pero ha sido comentada por mucho tiempo. 

Sin embargo, la teoría más aceptada del origen de esta costumbre se halla en el hecho de que el vino espumoso, y más específicamente, el Champagne, se ha utilizado para eventos de celebración durante siglos y, ¡por supuesto que volar en globo es una experiencia que vale la pena celebrar con copa en mano!

¿Has hecho un brindis en globo? ¡Te invitamos a catar vino y elevarte entre las nubes con Vuela en Globo!

SÍGUENOS EN INSTAGRAM

insta-arrow

SÍGUENOS EN INSTAGRAM

#VUELAENGLOBO