Joaquín de la Cantolla y los inicios de la aerostática en México

placeholder
Joaquín de la Cantolla y los inicios de la aerostática en México

¿Sabías que los famosos “globos de cantoya” o “de cantolla” no responden a ningún lugar en Asia? 

A diferencia de la creencia popular, los globos de Cantolla llevan este nombre por Joaquín de la Cantolla, uno de los pioneros de la aerostática en México. 

Esta es su historia. 

Don Joaquín de la Cantolla nació en Ciudad de México en junio de 1829. Estudió en el Colegio Militar y persiguió la profesión de telegrafista, hasta 1862, cuando decidió seguir su verdadera pasión y fundó la primera empresa de aerostatos en México. 

Un año después, Cantolla realizó su primer vuelo en globo sobre Paseo de Bucareli con éxito. 

Los globos de De la Cantolla contaban con un sistema regulador de la llama de alcohol lo que permitía graduar el ascenso y descenso del vehículo aéreo. 

Durante el tiempo que estuvo activo, De la Cantolla construyó varios globos. Al primero que hizo lo nombró Moctezuma I. 

Se dice que durante las festividades locales, De la Cantolla fabricaba globos pequeños que no tenían tripulantes. De ahí se cree que hoy en día aún seguimos llamando “globos de Cantolla” a las famosas linternas que se lanzan al cielo.

La reputación de De la Cantolla era muy conocida, y llegó a recibir mancuernillas de oro por el mismísimo Maximiliano de Habsburgo. 

Un adiós entre nubes 

Se dice que cuando ya era muy mayor de edad, llegó a volar con Alberto Braniff (el primer mexicano en volar un aeroplano en el año de 1908). Juntos sufrieron una desafortunada situación cuando su globo de aire se redirigió al Valle de Chalco, donde un grupo de zapatistas del general Genovevo de la O, comenzaron a dispararle al globo. A pesar de los esfuerzos del ejército para detener los daños, Joaquín de la Cantolla supuestamente sufrió un derrame cerebral al regresar a casa y el 20 de marzo de 1914, falleció.

Al menos podemos rescatar que este pionero del aire dedicó su vida al cielo, y que hoy, recordamos la importancia que su legado tiene para la historia de la aerostática en nuestro país. 

SÍGUENOS EN INSTAGRAM

insta-arrow

SÍGUENOS EN INSTAGRAM

#VUELAENGLOBO