Ven, vive y vuela

Un recorrido en el que no necesitas alas para cruzar el cielo

Si mirásemos siempre al cielo acabaríamos por tener alas. Gustave FLaubert

En 1783 voló el primer globo aerostático tripulado, llevaba una oveja, un pato y un gallo.